Search
  • Carlos Lavalle Realtor

¿COMO AHORRAR?

Updated: Aug 15, 2019

El ahorro de dinero es una de esas cosas que es mucho más fácil decir que de hacer. Todos saben que es sensato ahorrar a largo plazo, pero muchos siguen teniendo dificultades para hacerlo. Ahorrar comprende algo más que el solo hecho de gastar menos dinero, aunque esto último de por sí puede ser muy difícil. Las personas que saben ahorrar también deben saber cómo gastar el dinero que tienen además de cómo maximizar sus ingresos económicos. Si quieres saber cómo fijarte metas realistas, mantener un registro de tus gastos y obtener el mayor beneficio a largo plazo para tu dinero, lee este artículo.




1. En primer lugar, págate. La forma más fácil de ahorrar dinero en lugar de gastarlo es asegurándote de nunca tener la oportunidad de gastarlo en primera instancia. Depositar parte de tu salario directamente en una cuenta de ahorros o en una cuenta de jubilación aliviará el estrés y el aburrimiento del proceso de decidir cuánto dinero ahorrar y cuánto utilizar para tus gastos mensuales. Básicamente, estarás ahorrando de manera automática y podrás utilizar el dinero que conservas cada mes para tus diversos gastos personales. Con el tiempo, depositar incluso una cantidad pequeña de tu salario en tu cuenta de ahorros puede acumular beneficios (en especial cuando acumulas intereses en la cuenta), así que comienza lo más pronto posible. Si quieres fijar un depósito automático, habla con los encargados de la nómina en tu empleo (o, con el servicio de nómina independiente, en caso de que tu empleador lo utilice). Si puedes proporcionar información de cuenta para una cuenta de ahorros aparte de tu cuenta corriente básica, generalmente deberás establecer un esquema de depósito directo sin problemas. Si por alguna razón no puedes establecer un depósito automático por cada salario (p.ej., en caso de que tengas un trabajo independiente o recibas un salario mayormente en efectivo), determina un monto de dinero específico que puedas depositar mensualmente de forma manual en una cuenta de ahorros y aférrate a esta metaAdministrar el blog desde el celular



2. Evita endeudarte. Algunas deudas son inevitables. Por ejemplo, solo las personas muy adineradas tienen los medios suficientes para comprar una casa en un único pago, mientras que millones de personas lo hacen por medio de préstamos que pagan gradualmente. No obstante, si puedes evitar las deudas, hazlo. Pagar una suma de dinero por adelantado siempre será más barato a largo plazo que pagar un préstamo equivalente cuyos intereses se acumulan con el tiempo.Si no puedes solicitar un préstamo, procura pagar la mayor cantidad de cuota inicial que puedas. Mientras mayor sea la cantidad con la que cubras la compra por adelantado, más rápido podrás pagar el préstamo y menor será el interés.Si bien la situación económica de todas las personas es distinta, la mayoría de los bancos recomienda que los pagos de deuda deben ser aproximadamente un 10 % de tus ingresos netos, aunque cualquier suma menor al 20 % es considerada viable. Un 36 % es considerado como el “límite máximo” para una deuda razonable.


3. Fija metas de ahorro razonables. Es mucho más fácil ahorrar si sabes que tienes una meta. Fíjate metas de ahorro que se encuentren dentro de tu alcance con la finalidad de motivarte para tomar decisiones económicas difíciles que sean necesarias para ahorrar con responsabilidad. En el caso de metas serias como la compra de una casao la jubilación, es posible que necesites años o décadas en alcanzarlas. En estos casos, es importante que supervises tu progreso con regularidad. Con solo dar un paso atrás y observar el panorama general de las cosas, podrás tener una idea de qué tan lejos has llegado y cuánto te falta alcanzar.Las metas grandes, como las de jubilación, toman mucho tiempo. En el tiempo necesario para alcanzarlas, es probable que los mercados financieros sean distintos a los de hoy en día. Quizás necesites tomarte un tiempo averiguando las predicciones futuras del mercado antes de fijarte una meta. Por ejemplo, si te encuentras en tus años donde tus ingresos monetarios son más altos, la mayoría de los comentaristas financieros afirma que necesitarás aproximadamente entre el 60 y 84 % de tu ingreso anual actual para mantener tu estilo de vida en cada año de jubilación.


4. Establece un plazo para tus metas. Fijarte plazos ambiciosos (pero razonables) para alcanzar tus metas puede ser una gran motivación. Por ejemplo, supongamos que te fijas la meta de tener una casa al cabo de 2 años. En este caso, tendrás que informarte del precio promedio de las casas en la zona donde te gustaría vivir y comenzar a ahorrar para la cuota inicial de tu casa nueva (como regla general, las cuotas iniciales no deben ser menos del 20 % del precio total del inmueble). Por lo tanto, en nuestro ejemplo, si las casas de la zona que te interesa cuestan aproximadamente $300.000, tendrás que ahorrar por lo menos 300.000 × 20 % = $60.000 en el plazo de 2 años. Dependiendo de la cantidad que ganes, esta meta podría ser factible o no.Los plazos son especialmente importantes para las metas fundamentales a corto plazo. Por ejemplo, si es necesario reemplazar la transmisión de tu auto, pero no puedes comprar una nueva, deberás ahorrar el dinero para el repuesto con la mayor prontitud posible para asegurarte de no quedarte sin un medio para ir al trabajo. Un plazo ambicioso pero razonable podrá ayudarte a alcanzar esta meta.


5. Lleva un presupuesto. Es fácil establecer metas de ahorro ambiciosas, pero si no tienes ningún método para llevar un registro de tus gastos, te será difícil alcanzarlas. Para mantener un registro de tu progreso financiero, elabora un presupuesto de tus ingresos económicos al principio de cada mes. Asignar una parte específica de tus ingresos para todos tus gastos importantes puede ayudarte a asegurarte de no derrochar dinero, sobre todo si realmente divides cada salario según tu presupuesto apenas lo recibes.Por ejemplo, si recibes un salario mensual de $3.000, tu presupuesto puede ser el siguiente:vivienda o servicios públicos: $1.000préstamos estudiantiles: $300alimentación: $500internet: $70combustible: $150ahorros: $500gastos variados: $200lujos: $280


6. Lleva un registro de tus gastos. Para cualquier persona que quiera ahorrar dinero, es fundamental mantener un presupuesto ajustado, pero si no quieres llevar un registro de tus gastos, podría serte difícil alcanzar tus metas. Llevar un registro en papel de tus gastos en varios tipos de cosas al mes puede ayudarte a identificar las áreas “problemáticas” y adaptar tus hábitos de gastos según tu presupuesto. No obstante, para llevar un registro de tus gastos, debes prestar atención a los detalles. Si bien todos deben registrar sus gastos importantes, como los gastos de la casa y los pagos de deudas, la cantidad de atención que le dediques a los gastos menores suele incrementarse según la gravedad de tu situación financiera.Puede ser útil tener un cuaderno pequeño en todo momento. Acostúmbrate a registrar todo lo que gastas y ahorras en tus recibos (en especial, en las compras importantes). Cada vez que puedas, ingresa tus gastos en un cuaderno más grande o en un programa de hoja de cálculo para tener registros a largo plazo.Ten en cuenta que en la actualidad existen muchas aplicaciones que se pueden descargar al celular, las cuales pueden ayudarte a llevar un registro de tus gastos (algunas son gratuitas).Si tienes serios problemas con los gastos, no tengas miedo de ahorrar cada recibo posible. Al final del mes, divide tus recibos por categorías y súmalos todos. Podrías sorprenderte de la cantidad de dinero que gastas en compras que no son esenciales.


7. Verifica todos tus pagos. Cada vez que compres algo en persona, reclama el recibo, y siempre imprime una copia de todas las compras en línea que realices. Asegúrate de no gastar excesivamente en cosas que no quieras; te sorprenderás de la frecuencia con la que eso sucede.Supongamos que estás en un bar con tus amigos y uno de ellos ordena margaritas para todo el grupo. Asegúrate de que esas bebidas no terminen en tu cuenta. Si esperas que te devuelvan favores como este en el futuro, terminarás con un agujero financiero, el cual posiblemente sea demasiado profundo. No dividas la cuenta solo por conveniencia. Si tu comida cuesta 1/3 de la de tus amigos, evita pagar la mitad de la cuenta.Considera la posibilidad de descargar una aplicación telefónica que te ayude a calcular las propinas de forma más exacta.


Empieza a ahorrar lo más pronto posible. El dinero recaudado en las cuentas de ahorro generalmente acumula interés a una determinada tasa de porcentaje. Mientras más dinero permanezca en ellas, más interés acumularás. Por lo tanto, te conviene comenzar a ahorrar lo más pronto posible. Incluso si solo puedes separar una cantidad pequeña para tus ahorros cada mes entre tus 20 y 30 años, hazlo. Las cantidades de dinero relativamente pequeñas que quedan en las cuentas que generan interés durante periodos prolongados a la larga pueden aumentar varias veces su valor inicial.Por ejemplo, supongamos que al tener un trabajo mal pagado entre tus 20 y 30 años puedes ahorrar hasta unos $10.000 y poner este dinero en una cuenta de alto rendimiento con una tasa del 4 % anual. Al cabo de unos 5 años, ganarás aproximadamente $2.166,53. No obstante, si hubieras puesto este dinero 1 año antes, habrías ganado aproximadamente $500 más en el mismo tiempo sin hacer ningún esfuerzo adicional. Esta es una cantidad pequeña. pero de ninguna manera insignificante.


9. Considera la posibilidad de aportar a una cuenta de jubilación. Durante tus años de juventud, energía y salud, la jubilación puede parecer tan lejana que prácticamente no vale la pena pensar en ella. Para cuando llegues a la vejez y comiences a perder las energías, es posible que eso sea todo en lo que pienses. A menos que seas uno de los pocos afortunados que heredan una riqueza importante, ahorrar para tu jubilación es algo que debes considerar apenas cuentes con una profesión estable. Ten en cuenta que mientras más pronto lo hagas, mejor. Como se mencionó anteriormente, si bien la situación de cada persona es diferente, es sensato disponer un porcentaje de entre el 60 y 85 % de tu ingreso anual con la finalidad de mantener tu condición de vida actual durante cada año que pases jubilado. Si aún no lo has hecho, habla con tu empleador sobre la posibilidad de aportar a un plan de jubilación, como el 401(k) en EE.UU. Estas cuentas de jubilación te permitirán depositar de manera automática una cantidad específica de tu salario, lo que te facilitará la posibilidad de ahorrar. Asimismo, el dinero que deposites generalmente no estará sujeto a las mismas tasas que el resto de tu salario. Por último, muchos empleadores ofrecen programas de vinculación proporcionales con sus servicios de planes de jubilación, lo que significa que vincularán un porcentaje determinado de cada salario.Por ejemplo, a partir del 2014, la cantidad máxima de dinero que se puede colocar en una cuenta 401(k) al año es de $17.500.


10. Invierte en el mercado bursátil con cautela. Si has estado ahorrando de manera responsable y tienes un poco de dinero adicional a tu disposición, la inversión en el mercado bursátil puede ser una oportunidad lucrativa (aunque riesgosa) para ganar un poco más de dinero. Antes de invertir en acciones, es importante que entiendas que todo dinero invertido en el mercado bursátil corre el riesgo de perderse definitivamente, sobre todo si no sabes lo que haces, así que no utilices este método como una forma de ahorro a largo plazo. En lugar de eso, considera el mercado bursátil como una oportunidad para hacer apuestas educadas con el dinero que puedes permitirte perder. En general, la mayoría de las personas no necesita invertir en el mercado bursátil con la finalidad de ahorrar de manera responsable para su jubilación. Si quieres obtener más información relacionadas con las inversiones inteligentes en acciones.





#venta #toronto #casa #ahorrar

1 view
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • LinkedIn Social Icon